Background Noticias

Álamo Temapache, Contigo Se Transforma.

DE ACUERDO A LOS NUEVOS TIEMPOS, NECESARIA LA REGULARIZACIÓN DE LA TENENCIA DE LA TIERRA EN EL MUNICIPIO, DECLARÓ JORGE VERA HERNÁNDEZ.

*Para que el municipio avance es ineludible la conjunción de esfuerzos, por cada peso recaudado la federación nos devuelve de ocho a doce pesos.

*Los municipios donde no se aplique la regularización de la tenencia de la tierra, quedarán en el atraso pues vendrían restricciones presupuestales federales.  

El alcalde Jorge Vera Hernández puntualizó que hay ejidos que se resisten a llevar a cabo la desincorporación de bienes para obtener escrituras del lugar donde viven y en los terrenos ejidales, invitando a los ejidatarios a la reflexión, toda vez que hoy más que nunca, se requiere un ordenamiento territorial.

“El martes pasado en la Cámara de diputados se estableció claramente que cada municipio del país debe tener un plan de desarrollo urbano, de acuerdo con el  plan municipal de desarrollo municipal y en coordinación con los planes de desarrollo estatal y federal respectivamente” precisó el alcalde.

Reiteró que, para que el municipio avance en su desarrollo, se requiere la conjunción de esfuerzos de todas las partes, por lo que los ejidatarios deben asumir el compromiso de actuar conforme a los nuevos tiempos.

“Municipio que no recaude, que no presente ante la federación el cumplimiento de la ley de ingresos y no incremente los impuestos y derechos que los ciudadanos debemos de pagar, es un municipio que se va a quedar atrasado”.

Detalló que los municipios que no tengan regularizada la propiedad no recibirán incremento de los recursos federales y que sería terrible y lamentable que el año entrante el municipio sufriera restricciones económicas en el ramo 033, por lo que urgió a los pobladores del campo y la ciudad para que ingresen al programa municipal “Juntos la armamos” y regularicen sus predios.

Enfatizó que por cada peso que ingresa a la tesorería municipal por concepto del pago predial, el gobierno federal manda de ocho a doce pesos, por lo que resulta conveniente que cada ciudadano cumpla con esta obligación fiscal, para que ingrese más dinero a la tesorería y se pueda ofrecer mayor cantidad de obra pública en el campo y en la ciudad.

Compartir