Background Noticias

HEMEROTECA

AROMAS, COLORES Y SABORES EN EL ALTAR QUE EL GOBIERNO MUNICIPAL INSTALÓ EN EL KIOSCO

  • Es necesario apuntalar las ricas tradiciones regionales y estas fechas sirven para recordar a quienes se han adelantado dijo el alcalde Ricardo Serna.

El monumental altar de muertos presentado por el gobierno municipal fue objeto de admiración por parte de los visitantes asiduos al parque los domingos y por las numerosas familias que visitan el territorio municipal, con motivo de las festividades de “Todos los Santos”.

Instalado en el interior del kiosco, fue creado a la usanza tradicional con la finalidad de preservar la tradición original, con papel de china, las flores de zempaxuchitl y la infaltable mano de león junto con las frutas de la temporada. En las cuatro esquinas del kiosco y a base aserrín de diferentes colores, se confeccionaron figuras alusivas a la muerte.

El presidente Ricardo Serna Barajas instruyó a las direcciones del gobierno municipal para que unieran sus esfuerzos en torno al altar y se repartieron las comisiones para lograr un altar que despertó elogios por parte de los asistentes. Los platillos que se acostumbran fueron colocados uno a uno y muy pronto el ambiente se impregno de los olores y los colores. No faltaron las cervezas, el aguardiente y los cigarros.

Los clásicos tamales de puerco, compitieron ventajosamente con los de calabaza y camarón, en tanto que otros prefirieron los de picadillo; aunque los dulces tradicionales estéticamente colocados despertaron el interés del público, junto con el chocolate, y los platillos de carnes con salsa de pipián. El altar mostró todo el verdor de la palmilla y las flores llamadas nube hicieron un contraste ante las flores amarillas.

El alcalde indica que la tradición de estos días debe ser necesariamente promovida para evitar los embates de tradiciones extranjeras muy ajenas a las costumbres de la región como puede serlo por ejemplo el halloween. Anotó que es por eso que en las escuelas de México se fomenta el fortalecimiento de los altares para que la tradición siga viva.

Compartir