Background Noticias

Álamo Temapache, Contigo Se Transforma.

EXISTEN DOCE GRUPOS DE TRABAJO EN ÁLAMO, QUE LE APUESTAN A LA CITRICULTURA ORGÁNICA, REVELO ENRIQUE ALAMILLA MELO.

*Existen dos razones para incursionar en la producción inorgánica; es más rentable y se protege al medio ambiente. 

*Desde el lejano 2005 cuando Jorge Vera Hernández fue alcalde por primera vez, impulsó el método orgánico como una alternativa viable.  

El Médico veterinario Zootecnista Enrique Alamilla Melo expuso que el alcalde Jorge Vera Hernández desde el inicio de su gestión pública, se ha caracterizado por mejorar las condiciones del campo toda vez que el municipio de Álamo Temapache, se identifica por tener un altísimo porcentaje de personas que viven en el ámbito rural. 

Detalló que hace años recibió el encargo del presidente municipal para que disertara sobre el tema de los cultivos orgánicos y sentenció que en la actualidad, lleva formados doce grupos de trabajo en producción orgánica; hombres y mujeres que con empeño, decidieron incursionar en esa modalidad que sin duda resulta muy rentable. 

Observó que a esos grupos de trabajo se les han entregado paquetes tecnológicos de capacitación a efecto de que puedan cambiar de la citricultura convencional, a la agricultura orgánica donde se desechan los productos químicos que atentan contra la ecología y se privilegian productos que no riñen con el medio ambiente. 

“A sido un trabajo arduo que en rigor comenzó en el año 2005 cuando Jorge Vera Hernández fue alcalde por primera vez; en aquel entonces el gobierno municipal, a través de la Dirección de Fomento Agropecuario, me invitó para que diera ciclos de conferencias y desde aquel entonces, se fundó la cooperativa a la que pertenezco” indicó el entrevistado. 

Reveló que existen dos razones poderosas para preferir la producción orgánica en lugar de la convencional, detallando que en primer lugar se contribuye de manera importante, a la protección del medio ambiente y la segunda razón consiste en que todos quieren ganar más dinero. 

Para fortalecer el argumento de que la citricultura orgánica tiene mayores ventajas, precisó que al vender la naranja certificada se obtiene un mejor precio, como lo atestiguan los integrantes de la cooperativa pues cada vez que venden, observan la diferencia existente entre la venta de la naranja que usa productos químicos y la que utiliza elementos orgánicos.