ÁLAMO, CENTENARIO DE UN PUEBLO HUASTECO

Índice del artículo

INTRODUCCIÓN

La Facultad de Historia y el Cuerpo Académico en Cosolidación: Estudios Históricos de la Región del Golfo de la Universidad Veracruzana, en colaboración con el H. Ayuntamiento de la ciudad de Álamo y el Gobierno del Estado, se enaltece en presentar esta obra que se titula Álamo: centenario de un pueblo huasteco, en honor a una ciudad que en una centuria ha logrado forjar un desarrollo histórico, social, económico y político, que pocas ciudades del Estado han adquirido.

La preocupación de las autoridades correspondientes, así como de la misma sociedad, por el rescate y reconstrucción de la historia de su ciudad es sin duda un elemento esencial que refleja el amor que los alamenses le tienen a la tierra que los vio nacer, a la que les ha brindado los recursos necesarios para su subsistencia y desarrollo, y sobretodo a la tierra que les ha dado indentidad e historia. La importancia de hacer una historia de la ciudad radica entonces en honrar a ese pueblo que desde su fundación en 1906, como un conjunto de nobles casitas de madera, ha ido evolucionando y transformándose hasta convertirse hoy en uno de los principales centros económicos de la Huasteca veracruzana.

En este proceso de transformación histórica, Álamo ha presentado tématicas importantes que han sido utilizadas para estructurar nuestro trabajo. Atendiendo a ellas, nuestra obra se divide en tres capítulos que abordan toda la dinámica social, económica, política e histórica de la urbe. En el primer capítulo se trata, a grandes rasgos, la historia de la Huasteca veracruzana, como la región y el cimiento histórico que sustentó la aparación y desarrollo de Álamo. Aquí se hace un análisis desde la época prehispánica hasta finales del siglo XIX, con el afán de presentar un panorama general de la región y las condiciones en las que habrá de fundarse.

El segundo capítulo enfatiza el desarrollo económico de la ciudad a través del análisis de los denominados ciclos. Se estudia desde la ubicación geográfica de Álamo, su fundación como un pueblo petrolero huasteco, su desarrollo económico y demográfico gracias al petroleo [oro negro], al

auge del plátano [oro verde] y el tabaco [oro café] hasta el llamado ciclo del oro naranja y las perspectivas que éste presenta hoy en día, así como otras directrices que aportan conocimientos a la historia de la ciudad.

En el tercer capítulo se analiza el aspecto social de Álamo. De esta forma se presta especial interés a los temas que conforman el quehacer social de la población como la educación, la política, la urbanización, los servicios públicos, por ejemplo, que demuestran la importancia que tiene la población para el desarrollo de una ciudad.

En general esta obra es producto de la sociedad alamense, cuya participación activa es evidente en las entrevistas. Las autoridades del municipio tienen también un gran mérito al ofrecer las facilidades y aportes para que un grupo de historiadores, bajo la coordinación de la doctora Julieta Arcos Chigo, llevara a cabo este proyecto. Especialmente agradecemos al presidente municipal, Ingeniero Jorge Vera Hernández, por su enorme interés hacia la cultura y su preocupación por el rescate histórico de Álamo, de igual manera a Yeyne Torres Ruiz y Efraín Solís por su apoyo y atención. Por último hay que mencionar que este trabajo no hubiese llegado a un buen fin sin la participación técnica de los compañeros historiadores Sol Druay de la Cruz, José Manuel Huesca, David Alfonso González Cadena, Daniela Tule Godoy y Viridiana Cruz de la Cruz.

Los autores

Subir