MANDARINAL, Antología poética de Álamo.

Índice del artículo

ÁLAMO PARA SIEMPRE

Álamo es una tierra de trabajo incansable,

un lugar habitado por nobles del corazón.

Personas que van dejando una huella imborrable

como las notas escritas de la mejor canción.

Es un inmenso, fuerte, claro río de cristal,

una ciudad pintada con mil colores

donde la felicidad no es algo temporal,

donde se comparten tanto alegrías como dolores.

Los árboles de álamo el cielo llegan a tocar

uniendo su belleza con el paisaje dorado.

Álamo es una sitio para imaginar y crear:

es un pedacito desde el cielo bajado.

Álamo: tu estación todo el año es primavera,

con campos de cultivo y naranjas color oro.

Cada minuto, cada instante buscar la manera

de conservar y disfrutar nuestro valioso tesoro.

Con tempestades y crueles tormentas superadas,

somos un pueblo que adelante quiere seguir.

Habrá en el camino situaciones inesperadas,

sin embargo es mayor el deseo de persistir.

Cien años de historia con un millón de ilusiones,

se refleja en cada día nuestra sociedad que avanza,

dejando un patrimonio a las nuevas generaciones

que en sus miradas tendrán el brillo de la esperanza.

Álamo no tiene precio y no hay nada que lo iguale.

No existe en el mundo riqueza que compre.

Por su grandeza y por mil cosas más es porque vale:

es el Álamo de ayer, de hoy y de siempre.

Martha Karina Méndez Hernández

Estudiante de secundaria

Subir