MANDARINAL, Antología poética de Álamo.

Índice del artículo

MI TIERRA EN SUS CIEN AÑOS

En un rincón de mi estado,

justo al norte de Veracruz,

existe un legado de tierra

del que no te imaginas tú.

Cien años cumple de historia,

mi tierra, de norte a sur;

cien años se dicen fácil,

pero no como piensas tú.

El tiempo ha recorrido los verdes

de esta tierra morena,

tierra de verdes campos,

tierra que canta y pena.

De nostálgicos recuerdos

yo te podría contar,

pero prefiero decirte lo bueno

porque quiero tu alma alegrar.

Mira mi amigo, mi hermano

lo que te voy a decir,

que de todo este bonito estado

mi tierra es el porvenir.

De ella se obtienen productos

como los cítricos y el maíz,

mil variedades de frutos

¡sabrosos hasta la raíz!

Su fauna y su flora abundantes

tan grandes son como su río,

el gran Pantepec caudaloso

que si te cuento lo que ha hecho, te enfrío.

Ahí como lo oyes, te digo,

que mi tierra es un prodigio,

no hay nada que no produzca

que hasta el petróleo tiene prestigio.

Mi tierra es canción por cultura,

por su educación y variado folclor,

por su magistral monumento: el cocotero,

por sus hombres y mujeres en flor.

Son muchas las cosas, de veras,

que de mi tierra podría compartir,

y si tú conoces entera,

en ella desearás vivir.

Ya nos vamos contentos mi amigo,

mis paisanos ya van a salir,

a festejar a mi tierra su fiesta

de cien años de vida feliz.

¿Qué cómo se llama mi tierra,

inquieto me preguntas tú?

esa tierra bendita se llama,

“Citrus Terra”: ¡Mi Álamo Veracruz!.

Raúl Arrieta Ochoa

Profesor del COBAEV No. 5

Subir