MANDARINAL, Antología poética de Álamo.

Índice del artículo

A LA CIUDAD DE ÁLAMO

¡Salve Álamo! Ciudad esclarecida

hoy cantarte quisiera de victoria,

la forma oratorial inquisitiva

por tu egregia condición de gloria.

Más no busques de Píndaro o de Alceo

la música en el verso, o la finura,

pregono y canto, lo que siento y veo

ciudad fértil, de bardos y de curas.

Por ti, por tu abolengo y tu grandeza

tus hijos formaremos como hermanos,

un pueblo colosal, por la entereza

en ser probos, cual éticos ancianos.

Conjura por tu Dios el sortilegio

del crimen, del rencor y la venganza.

vivamos el amor que en el colegio

tuvimos por precepto y esperanza.

Serás de este girón veracruzano

piloto de cultura, y de progreso,

verán tu proceder del todo humano

con el pobre, el mezquino y con el preso.

Veloz escriba escribirá tu historia

dejándole al futuro una libreta,

repleta de epopeyas, y memorias

y así tus glorias… cantará el poeta.

Filemón Sarmiento Damián

Músico concertista

Saludo al pueblo de Álamo, cuando fue exaltado al rango de ciudad; 1974.

Subir