MANDARINAL, Antología poética de Álamo.

Índice del artículo

ÁLAMO

Árbol origen del nombre de mi pueblo

Árbol, que creces,

a la vera del camino,

y tu fronda

cobija al caminante,

árbol, hermoso y arrogante,

tus hojas se mueven

cual vaivén de blancas olas,

dando frescura al susurro

de los vientos

Tú que miras pasar al caminante

raudo y veloz por los senderos,

dices adiós a los viajeros

que van en busca

de nuevos horizontes.

Árbol que eres heredero

del buen nombre de mi pueblo

hoy te rindo honor y pleitesía,

desde lo más profundo de tu tronco,

hasta el bello follaje

de tus hojas.

Álamo, que luces

a la orilla del camino

y que recuerdos llevas a mi mente

que el nombre que lleva

hoy mi pueblo

es herencia del nombre

que tú llevas,

oh, mi árbol.

¡Álamo, tú eres!.

Felipe Solano Licona

Profesor jubilado, historiador y

cronista de la ciudad

Subir