MANDARINAL, Antología poética de Álamo.

Índice del artículo

CANTO A ÁLAMO

¡Álamo!

planta que Dios sembró

bajo el dintel de la puerta Huasteca

en mil novecientos seis,

y le cubrió de mantos verdes,

bautizados por las corrientes

del mismo Pantepec.

¡Álamo!

al amparo de Dios,

¡Comó has crecido!

que a tu fronda esmeralda

con tu imagen tan bella,

tus hidalgos anhelan

la cobija de tu sombra.

¡Álamo!

Dios ha bendecido tus grandes cosechas

desde el principio,

cuan fuiste enriquecido con los hidrocarburos

que perforó tu entraña y dio inicio

a la fuente de tu magnificencia.

Hoy, por el valle dorado

nos acogemos a tu gracia

y a la luz de tu esplendor,

de los miles de soles

que en la mano de nuestros cocoteros,

iluminan el camino.

Arturo Clemente Rocha Hernández

Edil del Municipio

Subir