MANDARINAL, Antología poética de Álamo.

Índice del artículo

ÁLAMO

Fuente de inspiración y gran admiración,

reflejo de fuerza y voluntad;

nadie te alcanzaba a ver en el horizonte

mas con elegancia y esfuerzo,

te hiciste presente.

Álamo, ciudad completa llena de atardeceres

tomada como ejemplo de unidad,

en obscuras noches que te rodeaban

hoy te alumbra el sol al llegar el alba.

Abridle paso a la ciudad hermosa,

a la ciudad de la naranja

que su color verde posa

sobre su espalda, como una linda mariposa.

Ciudad completa llena de recuerdos

amargos y alegres, obscuros y azulados

combinando sinsabores con lo dulce de la vida

y de todos encuentra la salida.

Lleva en su sangra el néctar de naranja;

en sus inviernos la gente pasa presurosa,

contemplando majestuosa, el agua que acaricia silenciosa

llegando hasta la cumbre victoriosa.

Como decirle adiós a la preciosa,

como decirle adiós si es contagiosa,

de toda la bonanza que de ella brota

y de la esperanza que nunca se agota.

Ciudad de Álamo, que en Dios hallaste gracia

y por sus manos fuiste guiada

hoy que te encuentras en la cumbre esperada

refleja tu amor ¡oh ciudad amada!.

Misael Candelario Castillo

Estudiante de secundaria

Subir